Cómo crear una buena historia. 10 puntos a la japonesa.

¿Te has preguntado alguna vez cómo crear una buena historia?


No es una pregunta nueva. Las personas cuentan historias desde hace miles de años. Alrededor de una fogata durante la noche, luego de una larga jornada de cacería o a través de un teléfono móvil, en un video musical que igual te enseña algo que te divierte mucho (Sí, te estoy mirando a ti, Destripando la Historia).

Pero ya sea narrando la emocionante forma en que destripaste (Amo esa palabra) a tu último mamut con una sola mano, que contando las peripecias de Zeus para seducir a su hermana, la gente ha desarrollado muchas y variadas formas para hacer que sus historias sean interesantes, entretenidas y emocionantes.

Historias que sean recordadas por siglos y muchas generaciones.

Ahora, luego de miles de años (Y miles de intentos fracasados que tristemente no veremos… porque en ese entonces el público usaba lanzas para mostrar su descontento), tenemos un conocimiento más o menos preciso de los elementos que hacen que un relato sea bueno (Al menos, lo bastante bueno), y el equipo de Now Novel, gente que come historias y eructa escenas dramáticas, nos los explican claramente aquí.

  • Fortalece el contenido dramático
  • Varía el ritmo y la estructura
  • Crea personajes creíbles y memorables
  • Haz efectivas las partes importante de la historia
  • Profundiza la trama principal con subtramas
  • Haz que el diálogo cuente
  • Añade escenarios envolventes
  • Incluye conflicto
  • Elabora inicios geniales
  • Proporciona finales satisfactorios

¡Pero, por supuesto, siempre es mejor ver las cosas en acción! Por eso Liam Neeson, luego de darte la teoría acerca de lo genial que es, acostumbra probártelo a continuación, matando a cuatrocientos malos en hora y media de peli.

Así que…

¿Quieres saber cómo crear una buena historia?

Yo te mostraré cómo (¡SPOILERS EN LA CURVA SIGUIENTE!).

UNA HISTORIA PERFECTA

Salto a otro continente, a un país maravilloso donde los robots gigantes con alma de madre inestable se codean con colegialas adolescentes sexys con superpoderes (Que no es Korea) y tenemos un caso que ejemplifica a la perfección nuestra teoría.

Kimetsu no Yaiba es un manga original del autor japonés Koyoharu Gotoge, el cual fue convertido en anime en 2019.

Y es genial.

Tanjiro y Nezuko Kamado. Kimetsu no Yaiba.

Posicionémonos: Tanjiro Kamado es un adolescente amable y de buen corazón que vive con su madre, hermanas y hermanos en una montaña durante el Japón feudal. Se dedica a vender carbón.

En uno de sus viajes invernales a la aldea al pie de la montaña, lo atrapa la noche y un amigo de la familia le ofrece hospedaje. Al otro día, al llegar a casa, encuentra a su familia asesinada horriblemente por un demonio, una especie de monstruo que devora humanos.

Sin embargo, el pobre Tanjiro descubre que su hermana menor, Nezuko, ha sobrevivido al ataque convertida ella misma en un demonio. Nezuko es, sin embargo, un demonio especial. Ha conservado su humanidad intacta, es más fuerte de lo normal y no asesina personas.

La historia sigue a los dos hermanos mientras entrenan con una hermandad de cazadores de demonios para buscar al responsable de la conversión de Nezuko, con la esperanza de encontrar una cura para ella. Tanjiro aprende a manejar un estilo de pelea con espada que usa el agua como inspiración, mientras que Nezuko pelea con sus garras y su fuerza descomunal.

Aunque desde el inicio, la adaptación televisiva de Kimetsu no Yaiba fue muy popular por la enorme calidad de su animación, su banda sonora y el carisma de sus personajes, el capítulo diecinueve de su anime, titulado “Hinokami” (“Dios del Fuego”, en la lengua de Ricky Martin) hizo EXPLOTAR a Japón y otro tanto al resto del mundo.

Estamos hablando aquí de miles de mensajes mostrando su asombro ante el capítulo, felicitando a todos los involucrados por la historia extraordinaria, la animación absolutamente bestial, la banda sonora espectacular y un conjunto de elementos que hizo de ese capítulo algo verdaderamente PERFECTO.

Una auténtica clase magistral en poco más de veinte minutos acerca de cómo contar una historia.

Así que vamos a tomar los diez puntitos anteriores y aplicarlos en este capítulo. Evidentemente no estarán en orden, para seguir el flujo de la misma historia, pero verás a todos y cada uno de ellos ahí en acción.

¿Listo?

CREA PERSONAJES CREÍBLES Y MEMORABLES

Tanjiro se encuentra en el bosque. Está muy mal herido. Frente a él se encuentra una luna, uno de los demonios más poderosos, llamado Rui.

Este demonio tiene la forma de un niño y vive junto a otros demonios a quienes obliga a base de miedo y tortura a fingir ser su “familia”, en una ridícula parodia de una familia humana real. Ellos han capturado y asesinado a docenas de inocentes.

Rui, el demonio luna.

Tanto Rui como su familia tienen apariencias y habilidades que recuerdan a las arañas, como lanzar tela y crear capullos.

PROFUNDIZA EN LA TRAMA PRINCIPAL CON SUBTRAMAS

En otras partes del bosque, Inosuke y Zenitsu, dos cazadores amigos de Tanjiro, se encuentran peleando sus propias batallas con otros demonios de la familia de Rui. Inosuke es un huérfano que creció como una bestia en una montaña y usa una máscara de Jabalí. Zenitsu es un guerrero cobarde que, sin embargo, guarda una personalidad extremadamente fuerte que despierta cuando él pierde la conciencia.

AÑADE ESCENARIOS ENVOLVENTES

El bosque es oscuro y enorme, lleno de sonidos extraños. En sus zonas más profundas se encuentra lleno de telarañas gigantes y enormes capullos que guardan los cadáveres de docenas de cazadores que llegaron antes que nuestros protagonistas.

A él han llegado dos cazadores más, llamados Shinobu y Tomioka. Son llamados pilares, los más fuertes entre ellos. Shinobu es una chica pequeña y con apariencia frágil, de modales delicados y cuya técnica emula las mariposas. Tomioka es un sobrio guerrero de pocas palabras que usa técnicas inspiradas en el agua, al igual que Tanjiro.

ELABORA INICIOS GENIALES

Tomioka asesina fácilmente a un demonio inusualmente fuerte, justo antes de que termine con la vida de Inosuke. Este se queda asombrado y ofrece ayudar a Tomioka, pero el cazador lo rechaza debido a sus heridas y parte solitario para buscar a la luna.

Zenitsu logró vencer a otro demonio, pero está al borde de la muerte. Ha sido envenenado por él. Shinobu aparece volando con unos aditamentos parecidos a las alas de una mariposa. Al llegar a su lado, le inyecta un antídoto y parte también, buscando ayudar a los otros.

Tanjiro se encuentra peleando con Rui. Su espada ha sido rota por el demonio, quien ha usado unos hilos cortantes y sumamente resistentes. El cazador está cansado y malherido, mientras el demonio le ataca sorpresivamente de nuevo con más hilos, que parecen estar vivos.

La sangre vuela por el aire. Se escucha un grito.

Ha sido Nezuko, hermana de Tanjiro, quien ha recibido el ataque.

Le ha protegido.

HAZ QUE EL DIÁLOGO CUENTE

Rui, obsesionado con la idea de emular la relación de una familia, queda impresionado con el acto de Nezuko. Tanjiro lleva a su hermana tras un árbol, en afán de ocultarse. La chica sangra profusamente.

Rui habla con Tanjiro. Le ofrece perdonar la vida de ambos si Nezuko se queda con él. El demonio desea integrar a la chica a su “familia” y obligarla a comportarse como su hermana. Rui expone su idea sobre la familia, donde cada uno tiene un papel que cumplir, y él se asegura de que todos lo hagan, usando la dominación por medio del miedo y el dolor.

Es una alegoría de la violencia intrafamiliar.

INCUYE CONFLICTO

Tanjiro recuerda su propia familia, unida por el amor y donde los lazos siempre fueron irrompibles. Los mismos que lo unen a él con su hermana. Le responde al demonio negándose y denunciando su mentalidad como maligna y tóxica.

El cazador deja oculta a su hermana herida y se planta frente al demonio con su espada rota, prometiendo derrotarlo.

El demonio sonríe.

Mueve ligeramente su mano. Los hilos saltan. Atrapan a Nezuko y la hacen volar por aire.

En un segundo Rui captura a Nezuko de cabeza en una telaraña sobre dos árboles altos. Los hilos cortan su piel, la hacen sangrar. Ella grita en medio de un espantoso dolor. Su sangre cae sobre Tanjiro.

Nezuko atrapada en la red de Rui.

El joven cazador enloquece y se lanza al ataque del demonio, pero es fácilmente derrotado. Su espada rota ni siquiera puede atravesar la piel de su enemigo. Recibe varias patadas y golpes, que rompen una de sus costillas.

Nezuko, aturdida por el dolor intenso, se desmaya.

Tanjiro ataca nuevamente, usando su técnica más fuerte: Convoca un dragón hecho de agua. Al fin logra cortar algunos de los hilos.

Tanjiro logra ejecutar su técnica más fuerte.

Sin embargo, Rui crea hilos aún más fuertes. Fastidiado, el demonio lo envuelve en una prisión de hilos, y estira.

En un instante, Tanjiro será despedazado.

VARÍA EL RITMO Y LA ESTRUCTURA

En una fracción de segundo, Tanjiro recuerda.

Su padre.

En su familia siempre se han dedicado a vender carbón. Por ello, su padre solía realizar una danza especial en honor al dios del fuego, pidiendo su protección y su favor. El padre de Tanjiro era enfermizo, pero podía bailar en la nieve invernal por muchas horas. Esto era debido a un tipo especial de respiración, que le permitía mantener su fuerza de manera indefinida.

Tanjiro recuerda esta respiración. La que le enseñó su padre antes de morir.

La respiración del fuego.

HAZ EFECTIVAS LAS PARTES IMPORTANTES DE LA HISTORIA

Tanjiro repite esta respiración. Como resultado, su técnica de agua cambia.

Su dragón se vuelve de fuego. Su espada rota se vuelve de fuego también.

Tanjiro corta los hilos de la prisión y corre hacia el demonio. Rui, sorprendido, es obligado a retroceder sin dejar de atacarlo con nuevos hilos que lo cortan. Sangra, pero no deja de correr. El joven cazador, al igual que su padre, ha encontrado fuerza indefinida, pero su estado físico es tan malo que sabe que esta misma fuerza va a matarlo. No le importa.

Tanjiro descrubre la técnica de fuego, gracias a su padre.

Tanjiro corre más y más rápido, buscando alcanzar al demonio. Las llamas brillan a su paso.

Los hilos lo bloquean, a pesar de que él corta sin parar y sin parar de correr. Parece que morirá desangrado antes de alcanzar su objetivo.

FORTALECE EL CONTENIDO DRAMÁTICO

Nezuko escucha una voz.

Es su madre muerta. Aparece frente a ella, brillando suavemente.

La madre de los Kamado anima a su hija.

La mujer acaricia las mejillas de su hija. Le suplica que despierte y ayude a su hermano.

Porque si no lo hace, él va a morir.

Las lágrimas inundan los ojos de la aparición, antes de desvanecerse.

PROPORCIONA FINALES SATISFACTORIOS

Nezuko despierta. En sus ojos estalla la determinación.

Toma con sus manos sangrantes los hilos que la aprisionan y murmura unas palabras.

Su sangre de demonio, que baña los hilos, se enciende como las llamas de Tanjiro.

Los hilos se incendian, todos ellos, hasta alcanzar al mismo demonio que los creó.

El demonio se sorprende, trastabilla. Tanjiro atraviesa las llamas de su hermana. Su espada alcanza el cuello de Rui.

Tanjiro grita, jura que los lazos que unen a su hermana con él jamás podrán ser rotos. Empuja con todas sus fuerzas, las llamas envuelven a los peleadores.

Los hermanos logran vencer a Rui.

La cabeza del demonio vuela por los aires.

Corte.

Una melodía preciosa llena el ambiente, mientras se nos muestran imágenes de Nezuko y Tanjiro cuando niños, con sus padres y sus demás hermanos.

Y una imagen final de ellos dos juntos.

Tanjiro y Nezuko, unidos siempre.

EL PODER DE UNA BUENA HISTORIA

Todo esto ocurrió en poco más de veinte minutos en una animación. De igual forma puede ocurrir en dos horas en un cine o en doscientas páginas de un libro, en una pantalla grande o pequeña, en una hoja de un cómic, en la voz de un gran narrador o en un escenario con actores profesionales.

Y estas historias se quedan contigo. Se vuelven parte de tus recuerdos, o incluso pueden forjar quien eres. Pueden enseñarte cosas valiosas, animarte, hacerte reflexionar o simplemente darte un rato de en entretenimiento de primera calidad.

Pero siempre se quedan contigo.

Porque, ¿Sabes?

Independientemente de quienes seamos o dónde estemos, todos, absolutamente todos, estamos hechos de historias.